info@comitiaconsulting.com

DECÁLOGO PARA LA PRODUCCIÓN DE CONTENIDO EN CAMPAÑAS ELECTORALES

DECÁLOGO PARA LA PRODUCCIÓN DE CONTENIDO EN CAMPAÑAS ELECTORALES

 

1- Los spots son piezas al servicio de la estrategia, no al revés. En una campaña electoral, la estrategia es quien dicta todo, incluidos los spots a producir y todo tipo de contenido multimedia o gráfico.

 

2- Los spots políticos no son para ganar un Oscar, sino para lograr un efecto en particular. Hay que tener en cuenta la claridad y contundencia con que se comunica el mensaje deseado, y no la sofisticación o el costo de producción. Los encargados de la producción deben tener en claro que están realizando una campaña electoral, y no un anuncio comercial o una película.

 

3- Menos es más. Una vez definido el mensaje estratégico a definir, todo el esfuerzo debe enfocarse en lograr que dicho mensaje sea comunicado con la mayor nitidez, efectividad y contundencia posible.

 

4- Identificar el público objetivo. Como parte de la estrategia, es fundamental conocer a qué sector o sectores de la población se dirige el mensaje, y hacer foco pura y exclusivamente en ellos.

 

5- Cuidado con los “creativos improvisados”. Cuando se va a producir un spot, suele suceder que, todos son creativos, escriben guiones, actúan, producen, etc. ¡Cuidado! En la creación de mensajes, sólo deben participar personas que entiendan la campaña y sus objetivos. Debemos alejar de los procesos de creación y producción a familiares y amigos del candidato. El famoso círculo rojo familiar.

 

6- Prepararse para trabajar con un presupuesto limitado. Los productores y el equipo de campaña deben siempre apegarse a la realidad presupuestaria en el momento de tomar decisiones creativas.

 

7- Una buena producción lleva su tiempo. El/la candidato/a  y el equipo de campaña deben prever y dedicarle el tiempo necesario a la producción de los spots.

 

8- El/la candidato/a no es actor profesional. Hay que mentalizarse a repetir una y otra vez las tomas y hacer consciente de esto al candidato/a y su equipo cercano. El/la candidato/a debe sentirse cómo con el mensaje, adaptándolo lo mejor posible a la imagen que el/ella puede dar, y la que queremos lograr.

 

9- La oportunidad y velocidad son cruciales. Una campaña política es una “guerra de mensajes”, en donde la oportunidad coyuntural para lanzar un mensaje y la velocidad de producción juegan un papel determinante para lograr los objetivos estratégicos planteados.

 

10- Atrevimiento y audacia al producir. En una campaña política, los miedos se dejan en casa. Quien no se atreve y arriesga, no gana!

Buscador

¡Unite a nuestro Telegram!